Ensalada arcoiris con queso de cabra

Esta colorida y sencilla ensalada está basada en la cocina mediterránea. Este plato no solo combina sabor y color sino que ademas te aportará innumerables beneficios vitamínicos y antioxidantes.

25.0 - 30.0 minutes

Ingredientes

Remolacha cocida entera

Zanahoria

Mezclum lechugas

Vinagre balsámico de módena

Miel

Queso de cabra

Cilantro fresco

Pipas de calabaza

Pimentón dulce

Utensilios

· Horno · Cuchillo

Paso a Paso

1 EMPEZAMOS

Pon el horno a calentar a 200ºC Saca la remolacha del envase y guarda el jugo en un bol. Pica el cilantro en trozos finos y aparta. Corta la remolacha en gajos. Pela y corta la zanahoria en bastones.


2 HORNEA

En una bandeja de horno, coloca los gajos de remolacha y la zanahoria. Utiliza papel de aluminio o papel de horno para ensuciar lo menos posible. Espolvorea el pimentón, sal y pimienta y rocía con 2 cucharadas de aceite de oliva. Introduce la bandeja en el horno durante 15-20 minutos.


3 ADEREZO

Juntar el jugo de remolacha previamente reservado, el vinagre de módena, la mitad del cilantro picado y 2 cucharadas de aceite de oliva. Añadir una pizca de sal y pimienta a la mezcla.


4 DALE UN TOQUE

Saca la bandeja del horno 5 minutos antes de terminar su tiempo de cocción. Desmenuza el queso de cabra, espolvorea las pipas de calabaza y rocía la miel sobre los trozos de zanahoria y remolacha. Introduce en el horno de nuevo hasta finalizar sus últimos 5 minutos de cocción.


5 ¡AL BOL!

Saca la mezcla de lechugas del envase y deja preparado en un bol.


6 ¡LISTO!

Sirve la remolacha y la zanahoria asadas con el queso de cabra y las pipas de calabaza sobre la mezcla de lechugas. Rocía con el aderezo y decora con el resto del cilantro.

Zanahoria

Para la vista, para las defensas, para una mejor circulación. Propiedades antioxidantes gracias a sus betacarotenos. Ricas en ácido fólico, potasio, calcio, magnesio y vitamina C

10€ de regalo

Suscríbete y obtén descuento en tu primer pedido