Bowl de pollo, kale y quinoa.

Este plato es completo en todos los aspectos. No solo en su composición nutricional, sino en sus sabores, donde encontrarás el característico ajo negro, el dulzor del sirope, el aroma del jengibre...y en sus colores verdes, tostados.

10.0 - 15.0 minutes

Ingredientes

Sirope de ágave

Huevos camperos

Ajo negro

Tamari

Cebolla francesa

Quinoa cocida

Jengibre molido

Col kale

Coliflor

Utensilios

· Sartén · rallador · aceite · sal y pimienta

Paso a Paso

1 ¡EMPEZAMOS!

Ralla la coliflor con ayuda de un rallador o una licuadora. Después, corta el pollo en tiras y el ajo negro en láminas finas. Termina pelando y picando la cebolla en juliana fina.


2 A COCINAR

Pon a calentar en una sartén un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añade la cebolla y el ajo y saltea durante 2 minutos a fuego medio. Después, añade el pollo y saltea otros 3-4 minutos hasta que tome aspecto dorado. Una vez tengas todo, añade la coliflor rallada.


3 BATE QUE BATE

Mientras tanto, bate el huevo en un plato usando un tenedor o una varilla.


4 ¡SIGUE SALTEANDO!

Añade el kale troceado con tus manos y la quinoa cocida. Salpimenta al gusto y cocina 5 minutos más. Ahora, baja el fuego al mínimo, vierte el huevo y deja que cuaje. ¡Ya casi lo tienes!


5 DALE UN TOQUE DE SABOR

En un vaso o en un bol, mezcla el sirope de ágave, el tamari y el jengibre molido. Remueve todo bien y reserva.


6 ALIÑA Y TERMINA

Sirve todo en un bowl y aliña con la salsa. ¡Y ya estaría!

Ajo negro

Es fruto de 60 días de la fermentación de un ajo crudo con agua de mar. Es un potente antioxidante y potencia la inmunidad. Previene la fatiga y el envejecimiento.

10€ de regalo

Suscríbete y obtén descuento en tu primer pedido