Colección ponte fuerte

Colección ponte fuerte

La formación y mantenimiento del músculo, tras el esfuerzo físico, se produce con el aporte de proteínas saludables y el buen balance de hidratos y grasas.

 

La masa muscular es el volumen de tejido que corresponde al músculo. Está formado por fibras que se contraen y relajan por acción de las proteínas actina y miosina.

La masa muscular aumenta cuando, a través del trabajo de fuerza y resistencia, se rompen las fibras y se forman nuevas de mayor tamaño. En esa ruptura es necesario un aporte de nutrientes que ayude en la reconstrucción. Los más importantes son proteínas, pero un buen balance de hidratos de carbono y grasas también son necesarios.

En cuanto a las proteínas, se recomienda un consumo diario de aproximadamente 2 gramos de por cada kilo-gramo de tu peso, sabiendo que la proteína de la carne y el pescado supone un 20% del total.

Los carbohidratos que procedan idealmente de frutas y verduras frescas, tubérculos y frutos secos, mientras que las grasas serán idealmente de huevo, frutos secos, aceite, aguacate, pescado y carne.

Además hay nutrientes que ayudan en el crecimiento muscular como la vitamina D (en el salmón, atún, huevo y setas) y el zinc que regula la creación y la función de las proteínas (en semillas de calabaza, chocolate negro, ajo, sésamo.